Formas jurídicas

La elección de la forma jurídica más adecuada a las propias características de un emprendedor y de la futura actividad puede resultar una actividad compleja.

Criterios a tener en cuenta para la elección de la forma jurídica

 

Clasificación de las formas jurídicas

Sociedades No Mercantiles: Tributan a través del IRPF, la responsabilidad de los socios es ilimitada (es decir responden con todo su patrimonio personal frente a las deudas contraídas con terceros, cuando no sean suficientes los bienes de la sociedad), se regulan por el Código Civil, y no requieren de otorgamiento de Escritura Pública ni inscripción en el Registro Mercantil.

 Sociedades Mercantiles: Tributar a través del Impuesto de Sociedades, la responsabilidad de los socios se limita al capital aportado, se regulan por las leyes mercantiles y requieren de otorgamiento de Escritura Pública e inscripción en el Registro Mercantil.

 

 Otras Sociedades: Para cierto tipo de negocios o en circunstancias especiales, existen un conjunto de formas societarias específicas, de las cuales puede ser interesante conocer:  

 

 
Escuela de Negocios Caixanova