Sanidad Privada en Galicia
Image Carlos Otero Barros (Executive MBA XVI)
En el presente análisis se realiza una síntesis del panorama actual de la iniciativa privada en el Sistema Sanitario español. Analizar el Sistema Sanitario es una tarea ardua por cuanto confluyen en él multitud de actividades económicas bien distintas entre sí pero fuertemente relacionadas a modo de cadena con un eslabón final: el paciente. Sin embargo, este sector de la Sanidad Privada está adquiriendo un auge inusual en su historia pero acorde con un conjunto de hechos socioculturales que están ocurriendo sincrónicamente en Occidente. Al emprendedor y al inversor les interesa conocer qué ocurre para que la actividad privada esté en crecimiento y cómo va a evolucionar previsiblemente el Sistema Sanitario español en la próxima década.
Existen signos objetivos que sustentan la afirmación de que el sector está en pleno auge y cambio. En la mente de todos están las más llamativas: el hecho de que Corporación Dermoestética haya salido a bolsa, las inéditas campañas publicitarias en televisión de la propia Corporación y de Sanitas, la entrada del capital riesgo en gran parte de los grupos hospitalarios españoles, el éxito del modelo de concesión administrativa en el Hospital de Alcira, los ocho nuevos hospitales de la comunidad de Madrid construidos bajo el modelo PPP o la compra de POVISA por parte del grupo Nosa Terra en Vigo.
Pero la razón fundamental para ahondar en el detalle del sector es que en medio de un panorama de globalización industrial la sanidad privada se tiene por un negocio netamente local y no aglutinado (aún). Para el emprendedor y para el inversor esto supone una oportunidad de alto interés dado que se gozará de cierta inmunidad ante las turbulencias de la deslocalización y de oportunidades de distinto tamaño en función del capital con que se cuente. En último término, si el aglutinamiento sigue su curso, ello también asegura compradores a los que vender la inversión en un futuro.

 
Escuela de Negocios Caixanova